No, yo no sé qué pasó con los GAL; no lo sé a ciencia cierta en su integridad. Ya sé que no todo puede saberse por completo y que, en cualquier terreno, lo que la realidad nos muestra solo es una parte de lo que realmente se ha producido. Pero lo cierto es que las personas tenemos esa costumbre tan particular de querer conocer no solo el futuro, sino también el pasado. Y ello por motivos diversos, uno de los cuales es, desde luego, el de responder a las vulneraciones de las normas de convivencia que cada sociedad se ha dado.

Miren, nací y vivo en Tolosa (Gipuzkoa). En este mismo pueblo nacieron y habían vivido casi toda su vida José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala, secuestrados, torturados, asesinados y sepultados en cal viva, horrendos delitos por los que fueron condenados el general Rodríguez Galindo y Julen Elgorriaga –entonces gobernador civil de Gipuzkoa–, en lo que fueron los primeros crímenes de los GAL. En este mismo pueblo había nacido también Juan Carlos García Goena, asesinado en Hendaia en crimen no reivindicado, pero que sería el último de una serie que comenzó con los de Lasa y Zabala.

Fuente: eldiario.es

Ver noticia completa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *